cazafantasmas, ¿a quién vas a llamar?

Cazafantasmas, ¿A quién vas a llamar?

Hablar de Cazafantasmas es hablar de nostalgia en estado puro, algo generacional, con lo que muchos crecimos. Su influencia es gigantesca ¿Quién no reconoce la canción a la primera nota? Por eso y porque mañana se estrena la última película, dedicamos el post de hoy a esta saga cinematográfica.

  • Así, primero hablaremos de la primera película y de la creación de la franquicia, la elección de actores, como surgen las tramas y posibles interpretaciones más allá de lo obvio.
  • Después veremos la secuela, haciendo una breve mención a las series animadas.
  • En tercer lugar, analizamos cómo se retrasó la tercera película a pesar de existir un borrador de guión y cómo finalmente el videojuego de 2009 puede considerarse como la tercera película.
  • Después hablamos del reboot de 2016 y de, finalmente, la verdadera tercera entrega de 2021, así como de la secuela de esta, que se estrena mañana.
  • Terminamos el post recordando el juego de rol de los 90.

Así que vaciad la cabeza, no penséis en nada, no tendremos otra oportunidad porque empezamos.

Cazafantasmas

Los Cazafantasmas surge de la profunda fascinación de Dan Aykroyd por lo paranormal, un interés arraigado en la historia de su propia familia. Desde su bisabuelo, Samuel, quien se destacó como investigador psíquico en el siglo XIX, hasta su abuelo, Maurice, que buscaba construir una radio capaz de sintonizar con el mundo de los espíritus, la familia de Aykroyd tenía una historia rica en experiencias y conocimientos relacionados con lo sobrenatural.

Este trasfondo familiar, se combinó con la lectura de un artículo sobre física cuántica y parapsicología en el Journal of the American Society for Psychical Research, que le dio la idea de atrapar fantasmas.

También le atrajo la idea de modernizar las películas cómicas de fantasmas de mediados del siglo XX, como Agárrame ese fantasma, de 1941, con Abbott y Costello, o El castillo maldito, 1940, con Bob Hope.

Sin embargo, la realización de Cazafantasmas implicó desafíos creativos y adaptativos. Aunque Aykroyd y Harold Ramis colaboraron en el guion, la película se caracterizó por improvisaciones durante la filmación, especialmente por parte de Bill Murray.

Harold Ramis, que además dio vida al doctor Egon Spengler, era un gran amigo de Bill Murray y dirigió también otra de sus grandes películas: Atrapado en el tiempo. Pero eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

El guion original de Aykroyd presentaba una visión más futurista y distópica de la historia, donde los Cazafantasmas eran un servicio público de emergencias, los trajes eran parecidos a los SWAT, cazaban fantasmas con varitas y había varios grupos de Cazafantasmas. La intervención del director, Ivan Reitman, quien optó por situar la trama en el presente y explorar los inicios del equipo, implicó una revisión significativa del guion para adaptarlo a esta nueva dirección.

Por su parte, el título “Ghostbusters” estaba legalmente restringido por el programa infantil de los años 70 “The Ghost Busters”, propiedad de Universal Studios. Así que se consideraron varias alternativas, incluyendo “Ghoststoppers”, “Ghostbreakers” y “Ghostsmashers”.

Finalmente, Columbia tuvo que pagarle a la productora Filmation para utilizar el nombre. El acuerdo se cerró en medio millón de dólares y un 1% de los beneficios de la película, aunque dadas las prácticas contables de Hollywood, que hinchan los costes de las películas para limitar los royalties, la película parece que técnicamente nunca ha pagado nada de ese 1% a Universal…

La primera película

“Los Cazafantasmas” es una película de comedia sobrenatural de 1984 dirigida y producida por Ivan Reitman, escrita por Dan Aykroyd y Harold Ramis.

Está protagonizada por Bill Murray, Aykroyd y Ramis como Peter Venkman, Ray Stantz y Egon Spengler, tres excéntricos parapsicólogos que inician un negocio de atrapar fantasmas en la ciudad de Nueva York al que se añade Ernie Hudson, como Winston Zeddemore.

Desde el principio, el proyecto atrajo a varios actores de renombre, siendo Bill Murray considerado esencial para su éxito, aunque su participación no estaba asegurada debido a su tendencia a decidir sobre proyectos en etapas avanzadas.

Se consideraron así varios actores para roles clave, como Michael Keaton, Chevy Chase y Tom Hanks para el papel principal, mientras que para el papel de Egon se contemplaron opciones como Christopher Walken y John Lithgow. El papel de Winston estaba originalmente destinado a Eddie Murphy, pero terminó siendo interpretado por Ernie Hudson.

La película cuenta también cuenta con Sigourney Weaver y Rick Moranis. Después de protagonizar “Alien, el octavo pasajero”, la exitosa película de ciencia ficción dirigida por Ridley Scott, Sigourney Weaver buscaba un cambio de registro y ansiaba trabajar en una comedia.

Decidió presentarse al casting para el papel de Dana Barrett y realizó una audición memorable interpretando una escena sin diálogos en la que se transformaba en un perro. Los ladridos convincentes de la actriz impresionaron al equipo de producción, lo que le aseguró el papel en la película.

Los Cazafantasmas se estrenó en junio de 1984, recibiendo la aclamación de la crítica y convirtiéndose en un fenómeno cultural, destacando por su combinación de comedia, acción y horror, con la actuación de Murray siendo elogiada especialmente.

Con una recaudación inicial de más de $280 millones, se convirtió en la segunda película con mayores ingresos en los Estados Unidos y Canadá en 1984, y la comedia más taquillera hasta entonces. Además, se mantuvo como el filme número uno en taquilla durante siete semanas consecutivas y uno de los cuatro filmes en superar los $100 millones ese año, consolidándose como una de las comedias más exitosas de la década de 1980.

Su tema musical de Ray Parker Jr., también fue un éxito número uno.

Cazafantasmas es considerada una sátira sobre la academia, el gobierno, yuppies y la apatía neoyorquina, mientras que también se interpreta como un reflejo de la ideología republicana y neoliberal de la era Reagan. El filme presenta una crítica hacia la interferencia del gobierno y su incapacidad para resolver problemas, lo que lleva a la intervención del sector privado para solucionar la actividad paranormal en la ciudad.

Así, destaca que una pequeña empresa privada es obstaculizada por un burócrata arrogante e incompetente (Walter Peck) de una agencia gubernamental, lo que compromete la unidad de contención de fantasmas de los Cazafantasmas y desata el caos en la ciudad. Peck representa, en este sentido, al verdadero villano.

Además, se destaca el ascenso del capitalismo puro después de la crisis económica de los años 70, enfatizando la privatización y desregulación como soluciones para los problemas urbanos.

En Cazafantasmas, los espíritus se interpretan como metáforas de problemas urbanos como el crimen, la falta de vivienda, la contaminación y la deteriorada infraestructura. Se critica la postura negativa hacia el gobierno y la regulación ambiental, representando a los fantasmas como contaminantes y como un reflejo de la negativa de los gobiernos reales a abordar los problemas ambientales.

Cazafantasmas se ha reconocido como un hito en la historia del cine, siendo una de las primeras películas en definir el concepto de blockbuster y en establecer un nuevo género que fusiona comedia, ciencia ficción, horror y emoción.

Además de su éxito en la taquilla, la película demostró la viabilidad del merchandising asociado a franquicias cinematográficas, lo que se convirtió en un modelo de negocio estándar en la industria del entretenimiento. Su impacto cultural trascendió las pantallas. El legado se refleja en su continua popularidad, su influencia en la cultura pop y su presencia en una amplia gama de medios y productos derivados.

Fue seguida por la serie de televisión animada de 1986. Esta serie contó con 140 episodios distribuidos en siete temporadas a lo largo de seis años, y generó a su vez un spin-off centrado en Mocoso, el fantasma, cómics y más productos de merchandising.

La segunda película

La inevitable secuela llegó a los cines el 16 de junio de 1989. Situada cinco años después de los eventos de la primera entrega, la trama sigue a los Cazafantasmas, quienes han caído en desgracia y han perdido su credibilidad debido al daño colateral causado en sus operaciones anteriores.

Sin embargo, se enfrentan a una nueva amenaza cuando descubren un río de baba ectoplásmica que se ve influenciado por las emociones negativas de la ciudad de Nueva York.

El elenco original, compuesto por Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis, Ernie Hudson, Sigourney Weaver, Annie Potts y Rick Moranis, retomaron sus roles, y se unieron nuevos personajes interpretados por Peter MacNicol y Wilhelm von Homburg, entre otros. Aunque la secuela obtuvo una buena recaudación de $215 millones frente a un presupuesto de $37 millones, no logró alcanzar el mismo nivel de aclamación que su predecesora. A mí, personalmente, que volví a verla hace relativamente poco, me parece que la película ha ganado con el tiempo y no es tan mala como hubiera creído.

La secuela resalta el poder de la positividad frente a la negatividad, mostrando cómo las emociones negativas de los neoyorquinos alimentan una masa de slime bajo la ciudad. Solo cuando los ciudadanos se unen en un acto de positividad, logran derrotar al villano. Además, la película aborda temas de paternidad, políticos y sociales, criticando las instituciones gubernamentales y explorando metáforas sobre la contaminación y la inmigración a través de sus elementos sobrenaturales.

La tercera parte

En la década de 1990, tras el lanzamiento de “Ghostbusters II”, Dan Aykroyd redactó un guion para una potencial tercera película llamada “Ghostbusters III: Hellbent”, ambientada en un universo paralelo infernal de Manhattan donde los Cazafantasmas enfrentan al Diablo.

Aunque hubo interés de Columbia Pictures, los actores principales, especialmente Bill Murray, no estaban convencidos. El guion propuesto presentaba un nuevo equipo de Cazafantasmas liderado por personajes más jóvenes, mientras los originales luchaban por mantener el negocio. A lo largo del tiempo, se consideró a diversos actores como Chris Farley, Chris Rock y Ben Stiller para posibles roles.

A pesar de los esfuerzos por llevar adelante la producción, incluyendo la confirmación de Ivan Reitman como director en 2010 y múltiples revisiones del guion, la película nunca se materializó.

Sí que se hizo una segunda parte de la serie animada que dejó de emitirse en 1991. La serie cuenta con cuarenta episodios.

Tiempo después, en 2009, se lanzó un videojuego que Aykroyd señaló que era esencialmente la tercera película, con la participación de él mismo y Ramis, y las apariciones de actores principales como Murray o Hudson. Está ambientado dos años después de la secuela de 1987. Esto es diferente de los dos principales juegos anteriores, de 1984 y 1990, que estaban basados en la primera y segunda película respectivamente.

El Reboot de 2016

En 2016, finalmente, llegó la tercera película, pero no fue una continuación sino un reboot, supuestamente en otro universo distinto al de las películas anteriores. Sigue a un grupo de cuatro mujeres que se unen para formar un equipo de cazafantasmas en Nueva York. Juntas, investigan una serie de eventos paranormales que amenazan con desencadenar un apocalipsis en la ciudad. A medida que enfrentan espectros y criaturas sobrenaturales, el equipo debe demostrar su valentía y habilidad para salvar a la ciudad de una amenaza que desafía lo paranormal.

La película tiene algunos cameos del elenco original, como Bill Murray, Aykroyd o Ernie Hudson, en papeles diferentes al de las otras películas. Ramis, fallecido en 2014, es recordado en los créditos.

En general, el reboot recibió críticas variadas tanto de críticos como del público. Aunque algunos la elogiaron, otros la criticaron por varios motivos, incluida el enfoque en el elenco femenino o la falta de originalidad en comparación con la película original.

La película también enfrentó una fuerte reacción negativa en las redes sociales, especialmente en YouTube, donde su primer tráiler se convirtió en uno de los más impopulares en la historia.

 A pesar de la controversia, algunos críticos defendieron la película por su intento de ofrecer una nueva interpretación de la historia. En cuanto al rendimiento en taquilla, aunque la película logró recuperar su presupuesto, no fue considerada un gran éxito comercial.

Afterlife

“Ghostbusters: Afterlife” es una película de comedia sobrenatural estadounidense estrenada en 2021 y dirigida por Jason Reitman, quien coescribió el guion junto a Gil Kenan.

Se trata de la secuela de “Ghostbusters” (1984) y “Ghostbusters II” (1989), siendo la cuarta entrega de la franquicia. La trama se sitúa 32 años después de los eventos de “Ghostbusters II” y sigue a una madre soltera y sus hijos, quienes se mudan a una granja en Oklahoma que heredaron de su padre distanciado, Egon Spengler, miembro de los Cazafantasmas originales.

 La película cuenta con un elenco que incluye a Carrie Coon, Finn Wolfhard, Mckenna Grace y Paul Rudd, junto con Bill Murray, Dan Aykroyd, Ernie Hudson, Annie Potts y Sigourney Weaver retomando sus roles de las películas anteriores.

La película recibió críticas mixtas por parte de los críticos, elogiando las actuaciones del elenco, la dirección de Reitman y su tono nostálgico, pero criticando principalmente el guion.

A nivel de taquilla, logró recaudar $204 millones a nivel mundial frente a un presupuesto de producción de $75 millones.

Recibió algunas críticas también por no contar con las protagonistas de la película anterior, del reboot de 2016.

A mí, personalmente me parece una película entretenida, bastante divertida en general y con la suficiente nostalgia. Dicho esto, no la veo a la altura de las dos anteriores, salvo obviamente en la parte de los efectos especiales, que nunca fueron el fuerte de los cazafantasmas. Y la verdad es que tampoco hubiera pasado nada porque hubiera algún cameo del reboot.

Imperio congelado

La cuarta entrega de la franquicia, “Cazafantasmas: Imperio Congelado”, tiene previsto su estreno el 22 de marzo de 2024, osea, mañana.

Situada tres años después de la tercera película, sigue a la familia Spengler mientras regresan a la emblemática estación de bomberos de Nueva York para unirse a los Cazafantasmas originales en un laboratorio de investigación secreto.

Dirigida por Gil Kenan, con un guion coescrito por él y Jason Reitman, y producida por Reitman. El elenco incluye a Mckenna Grace, Finn Wolfhard, Carrie Coon, Paul Rudd, Celeste O’Connor y Logan Kim retomando sus roles, junto a nuevos miembros como Kumail Nanjiani y Patton Oswalt, mientras que Bill Murray, Dan Aykroyd, Ernie Hudson, Annie Potts y William Atherton regresan en roles secundarios.

El juego de rol

No quisiera cerrar el post sin hacer una mención del gran juego de rol de Los Cazafantasmas, que me rescató tantas tardes de viernes en el año 94 o 95. Entonces vivía en Salamanca y me había sacado el carné de la biblioteca, creo que iba a la Gabriel y Galán, pero no lo recuerdo. Salía del colegio y me iba allí directo, porque había descubierto una sección entera de rol.

El juego de los Cazafantasmas me encantaba porque tenía pocas reglas y funcionaba con dados de seis. Era principalmente narrativo, o así lo recuerdo. En realidad, la primera versión, de West End Game, los mismos que Paranoia, Star Wars o Far West, ganó el premio H. G. Wells de 1986 por las «mejores reglas de juego de rol». Joc publicó en los 90 la edición de 1989, que recuerdo que era terrible, con una traducción llena de erratas, faltas de ortografía y de otros errores. No fue problema para tratar de proteger nuestro coco en muchas partidas.

Fronteras de Fantasia

www.fronterasdefantasia.com

Difunde y síguenos en redes

Facebook: https://www.facebook.com/fronterasdefantasia/

Instagram: https://www.instagram.com/fronteras_de_fantasia/

Twitter: https://twitter.com/FdF_Blog

Tik-Tok: https://www.tiktok.com/@fronteras.de.fantasia

Invítanos a un cómic (Patreon)

https://www.patreon.com/FronterasdeFantasia

por Atreyu

«Fronteras de Fantasía» es un blog fascinante que te llevará a universos llenos de aventura, misterio y magia. Este espacio se dedica a explorar los límites de la imaginación a través de la ciencia ficción, la fantasía heroica, los cómics, los libros, los juegos de mesa y el rol, sin descartar nada porque Fantasia no tiene fronteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *